Definición y Perfil de los Asesinos Excursionistas


 

Los denominados Asesinos Excursionistas integran la clasificación de Asesinos Múltiples.

En primer lugar debemos saber que estamos ante una tipología rara, sobre la que encontraremos mucha menos casuística que en el resto de los casos.

También es importante no confundir al Asesino Excursionista con el Spree Killer, el cual tiene sus propias características distintivas.

Los Asesinos Excursionistas son sujetos que cometen sus crímenes en diferentes lugares, pero dentro de un periodo de tiempo relativamente breve. Este tipo de asesino no presenta un periodo de enfriamiento, lo que significa que no tiene tiempo para serenarse entre la comisión de un hecho y el siguiente. Podemos decir que sus crímenes son el resultado de un único suceso inicial.

En cuanto al perfil de este sujeto, estaríamos más cerca de la tipología del Asesino en Masa que de la del asesino en serie, siendo un ejemplo de asesino excursionista, el caso de Volker Eckert también conocido como «El Asesino de la Carretera».
 

asesinos excursionistas

Asesinos Excursionistas – «El Asesino de la Carretera»

 

Volker Eckert «El Asesino de la Carretera»


 

El caso de «El Asesino de la Carretera» es uno de los pocos casos catalogados dentro de los asesinos excursionistas que es posible encontrar.

Volker Eckert nació en Oeslsnitz, Sajonia, el 1 de julio de 1959.

Eckert era camionero profesional y fue acusado de asesinar a 19 mujeres mientras recorría Europa con motivo de su trabajo, a lo largo de Francia, España y Alemania.

Después de su detención, confesó haber estrangulado a 3 prostitutas en España, a dos en Francia y haber matado a una compañera de colegio en el año 1974.
 

Modus operandi y Patrón victimal


 

En cuanto a su modus operandi, Eckert mantenía relaciones sexuales con las víctimas (teniendo estas las manos atadas), para luego estrangularlas con una cuerda.

Cuando la víctima estaba muerta, cortaba un mechón de su cabello o incluso a veces se quedaba con un trozo de su ropa.

También fotografiaba el cadáver poniéndolo en diversas posturas y después se deshacía del cuerpo.

Su víctimas eran jóvenes, delgadas y preferentemente rubias.