El poder

Mtro. Guillermo Lavín Álvarez
Instituto Nacional de Ciencias Penales
México


 

El poder se encuentra no únicamente en aquello visible, sino que atraviesa al sujeto en todas sus instancias, es decir, se encuentra en todo tipo de relación, ya no solamente en aquella que se pueda ejercer de forma vertical, sino que ésta se ha anclado en esquemas horizontales en donde la vigilancia ejercida por esa metáfora del panóptico desarrollada por Foucault, se encuentra en todas partes (Foucault, 1979) y (Foucault, 1996).

El poder entonces es un elemento fundamental para la reproducción de ciertas ideologías, ya que es este mismo poder el que continuamente se va reproduciendo a través de los sujetos y estos a través de los discursos. El poder se ha integrado entonces en todos los sujetos, en todas las ideologías y por supuesto en todas las normas, leyes3 y ciencias.

Todos los puntos mencionados con anterioridad cuentan a su vez con elementos de poder, lo cual implica la dominación y violencia (en sus múltiples modalidades como lo expone Galtung a lo largo de su obra) aunque estos factores pueden ser casi invisibles o fundamentados bajo el rótulo del “bien común”. Esto es lo que sucede con aquellas instituciones creadas para el “beneficio de la persona y de la sociedad”, nos referimos a las instituciones totales (Goffman, 2001) , esas instituciones donde el control de la vida se ha perdido y ahora es ejercido por un esquema administrativo de horarios y personal establecido; donde el exterior es algo inalcanzable quedando separado éste por paredes o muros los cuales pasan a ser la habitación o vivienda de la persona.
 

el poder

El poder

 

Este tipo de instituciones son los psiquiátricos, centros penitenciarios, hogares para las personas que no puedan vivir sin ayuda externa (podemos pensar en los geriátricos) y distintos establecimientos de orden religiosos o aquellos que se encargan de ir creando una disciplina (como las academias de policía o de orden militar); todas éstas encuentran su baluarte en las concepciones de “progreso” y “bien común” pero lo que en realidad están haciendo es focalizar y excluir (muchas veces a través de la misma inclusión) ciertos grupos de persona (prisiones y psiquiátricos) y por otro lado el continuar con la sociedad disciplinaria (Foucault, 1976), donde la visión debe ser posicionada en todos esos mecanismos para normalizar.

El punto álgido del poder desde las concepciones construidas por Foucault lo encontramos en aquella faceta donde en el poder ya no es la prioridad encontrar un control de las personas desde una sociedad disciplinaria, donde la normalización sea lo que impere, sino ahora es un poder y por ende un control, de todas las esferas del sujeto; es decir, el control de su ideología, de sus decisiones, de su actitud, comportamiento, atravesando y llegando entonces al cuerpo y con esto entonces a la vida misma. Un poder en palabras de Foucault definido como Biopoder en el cual “cuya más alta función no es ya matar sino invadir la vida enteramente” (Foucault, 1977)

Llegamos a un punto donde podemos entonces cuestionar ¿Qué tanto tenemos propio en la vida? ¿Aún tenemos el control de ésta o ya se encuentra dentro de alguna instancia de poder? ¿Si la sociedad que legitima el poder de castigar se encuentra también inscrito en la ideología del poder, qué sucede con aquellas personas “merecedoras” del castigo? El poder se encuentra entonces en todo campo donde ponga pie el ser humano y el poder de castigar es una ideología que se ha arrastrado durante siglos, encontrándose aun en un punto elevado en toda sociedad con miras a una normalización…«Ver Artículo Completo»
 


” El poder ” – Extracto de:

FUENTE

Autor: Mtro. Guillermo Lavín Álvarez (México)
Título: La ideología del castigo y el proceso de normalización (pp. 81-96)
Revista: Archivos de Criminología, Seguridad Privada y Criminalística. Año 3, vol. V agosto-diciembre 2015

14/04/2024

Antes de irte... ¡No te olvides de dejarnos tu correo!

 

Cada mes tenemos cursos con ofertas especiales, por tiempo limitado, solo para nuestros usuarios registrados

Responsable de los datos: Marta Pellón Pérez
Finalidad de los datos: Enviarte información y ofertas de nuestros cursos
Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Mailrelay

Legitimación: Tu consentimiento
Derechos: En cualquier momento podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación o suprimir tus datos enviando un email a info@estudiocriminal.eu. Encontrarás más información en nuestra Política de Privacidad