La Inspección Ocular Indirecta

El Abordaje de un expediente y la nueva visión de la lectura de un expediente


La “IOI” Inspección Ocular Indirecta es la acción de leer e interpretar un expediente de acción penal. Nos encontraremos con actas, declaraciones, pericias, informes técnicos, evaluaciones, informes de autopsias, fotografías, videos, croquis, todo aquello que fiscales, jueces, policías y peritos realizaron durante la Inspección Ocular Directa (IOD – explicada en la nota anterior) y todo lo que se agregó con posterioridad a la IOD.

A diferencia de la IOD, la Inspección Ocular Indirecta puede ser llevada a cabo en cualquier momento ya que no necesita inmediatez.

Luego de los primeros momentos, fiscales y jueces ordenan una serie de actividades concernientes a dilucidar la concurrencia de delito, la modalidad, los intervinientes y elementos.

La Inspección Ocular Indirecta puede ser realizada por cualquier persona con interés lícito ante una causa penal: abogados, imputados, peritos, querellantes, jueces y fiscales (recordemos que una causa puede pasar de una fiscalía a otra, lo mismo sucede con los juzgados). Quienes lean e interpreten un expediente penal se encuentran efectuando una Inspección Ocular Indirecta.
 
inspección ocular indirecta

Gustavo Inchauspe – La Inspección ocular indirecta (IOI)

 

Algunos detalles


Un dato sumamente importante y a destacar es que si una IOD se realizó de forma incompleta, inexacta, con errores u omisiones y sin la objetividad necesaria y, además, al transcribir o plasmar en las actas correspondientes y fotografiar lo observado no lo hicieron de modo explicativo, demostrativo, minuciosamente al detalle lo apreciado en la IOD puede llevar a una mala interpretación de los hechos. Transmitir correctamente la información es clave para interpretación.

Debemos tener en cuenta que el expediente penal será leído por jueces, fiscales, abogados, policías, peritos, etc., por lo que debemos redactar y narrar con simpleza y sin adornos literarios que lleven a interpretaciones erróneas, malos entendidos o dar por sobreentendido algo.

Si una IOD No se redacta y escribe de forma tal que represente fielmente todo lo observado, quien o quienes deberán entender e interpretar mediante una Inspección Ocular Indirecta nunca podrán entender qué, cómo, cuándo o con qué sucedió en un hecho.
 
«Descargar Artículo en Formato PDF»
 


Por Gustavo Inchauspe
Perito Balístico – Criminalista
Córdoba, Argentina